Lunes

Hoy es otro día. Renuncio las ideas que causan llanto, renuncio las mentes simples, renuncio olvidar las tantas lecciones de mi infancia. Donde nos encontramos? Donde? La capacidad de sangrar siempre existe y la muerte nos sigue como un perro pordiosero en busca de comida. Los días son cortos. Si quieres me voy, es mejor así. Quien me entiende? Quien me comprende? Quien? La risa es el único remedio infalible. La tumba nos espera con brazos abiertos con alma ligera; el sueño eterno es nuestro simple regalo. Frente contra la mesa. Es lunes. La semana a empezado y no son ni las once. Me siento bien, no tengo de que dar quejas. Estoy viva, saludable. No puedo pedir mas. No puedo.